¿Chau trolls?: un país europeo prepara una ley para regular los comentarios en Internet

0
3

El gobierno de Austria redactó una norma que prohíbe comentar en forma anónima en plataformas online. Entraría en vigencia en 2020.

La medida aplicaría solamente a sitios con muchas visitas y con ganancias.

En Austria, los internautas que quieran comentar en sitios web deberán hacerlo con su nombre real. Esto si se aplica una ley que ya redactaron las autoridades de aquel país europeo, y se aplicaría el próximo año.

La movida no supone la definitiva desaparición de los trolls y los haters, aunque sí la obligación de participar con comentarios explicitando la identidad real. La norma exige que los comentaristas registren su nombre, apellido y dirección. Aunque hay algunas excepciones.

Detalles y controversias

Los comentarios anónimos estarán prohibidos, de acuerdo a la iniciativa que prepara Austria. Pero hay salvedades. Para comenzar, los usuarios podrán seguir usando seudónimos para comentar, aunque con datos reales detrás del nickname.

Por otra parte, la medida regirá para sitios con más de 100.000 usuarios registrados, que ganen más de 500.000 euros anualmente, o reciban subvenciones por encima de los 50.000 euros. Las plataformas de comercio electrónico estarán exentas, así como los sitios que no obtienen ingresos.

Tal como señala el sitio Der Standard, en el caso de que exista una investigación los responsables del sitio web deberán proporcionar la información de los comentaristas a las agencias gubernamentales. La norma establece además que las plataformas serán responsables de verificar si la información proporcionada por los usuarios es verdadera.

¿Cómo realizarán la comprobación? Si bien la ley indica que cada sitio web podrá buscar sus propios métodos, se menciona la posibilidad de solicitar el número telefónico para lograr la autenticación. Las partes que no cumplan con la regulación podrían recibir multas de hasta 500.000 euros, según la gravedad. Y podrían llegar al millón de euros, en caso de reincidencia.

“Los requisitos legales que operan en el mundo analógico también deben aplicarse en el mundo digital”, dijo el ministro de Medios Gernot Blümel, que apoya lo que denominan la “prohibición del anonimato digital”.

Como es usual en estos casos, surgen preocupaciones relativas a la privacidad en Internet. Si el proyecto de ley se hiciera efectivo, las plataformas que se ajusten a la obligación contarán con una base de datos grande que, además, podría ser vulnerada en ataques informáticos.

Un abogado especializado en plataformas digitales consultado por la fuente mencionada señaló que el argumento de Blümel no es certero. “En el mundo real no exijo ver una identificación como medida de precaución”, dijo. Y añadió que esa ley es un paso para el establecimiento de una estructura de censura, que va en contra a la libertad de expresión que establece el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Asimismo, las voces críticas apuntan a que foros sin ingresos y poca cantidad de usuarios, en los cuales son comunes las expresiones de odio, estarán por fuera de los alcances de esta ley. Y que, en tanto, la misma no ayudará realmente a barrer el contenido agresivo de Internet.

Las autoridades austríacas planean que la ley entre en vigencia en 2020.

Comentários no Facebook