«Fue más difícil traer a Tevez que a Cristiano»

0
17

El actual delantero de Boca jugó en la Juventus entre el 2013 y el 2015.

Antes de su esperado regreso a Boca Juniors, el último club de Carlos Tevez en Europa fue la Juventus de Italia. Allí el actual delantero xeneize usó la camiseta número 10 de la mejor manera y fue la figura del equipo de Turín, y hasta estuvo cerca de ganar la Champions League en el 2015 ante el Barcelona de Lionel Messi. Pero según reveló Fabio Paratici, director deportivo de la Vecchia Signora, el arribo del «Apache» no fue nada fácil. «La negociación por Tevez fue muy trabajosa», confesó.

«Si bien demostró estar disponible apenas hablamos con él, luego se complicó el pase, que era un gran anhelo mío». El pase de Tevez se hizo en «apenas» 10 millones de euros, sin embargo fue más complicado que la llegada de Cristiano Ronaldo a la Juve, que costó nada menos que 117 millones. «Cristiano quería venir. No hubo necesidad de convencerlo. La negociación más complicada que tuvimos fue con Tevez», detalló el dirigente en una entrevista con Sky Sports.

Más allá de esta anécdota del pasado reciente, Tevez confirmó hace unos días que continuará con la camiseta de Boca en el 2019, después de haber perdido la Superfinal de la Copa Libertadores ante River Plate en la cancha del Real Madrid, el Santiago Bernabéu. El atacante de 34 años, con contrato hasta fines del año que viene, jugará una temporada más en el club de sus amores.

«Voy a seguir porque el hincha de Boca es así. Amo este club y amo esta camiseta. Todavía tengo mucho para darle y voy a tratar de hacer lo mejor para pelear la Libertadores el año que viene», manifestó Carlitos en una charla con radio La Red. Y continuó sobre su poca presencia en ambas finales del máximo certamen continental ante el Millonario: «Yo he jugado muchas finales y la sensación es de impotencia por no poder ayudar a los jugadores, no poder estar dentro de la cancha».

Por otro lado, el exjugador del Corinthians y Manchester United, entre otros, aseguró que él no tiene injerencia alguna en la contratación del nuevo entrenador luego de la salida de Guillermo Barros Schelotto, que a falta de confirmación oficial, su reemplazante será Gustavo Alfaro. «Es importante que uno sepa el lugar que ocupa. Como jugador tengo un año más de contrato y no me meto en la elección», concluyó.

Comentários no Facebook