La provincia lanza facilidades para ponerse al día con los impuestos

0
5

Desde el 1º de febrero y hasta fines de abril podrán acogerse los contribuyentes con deudas vencidas al 30 de noviembre pasado.

Los contribuyentes santafesinos con deudas impositivas vencidas al 30 de noviembre del año pasado podrán tomar el régimen de regularización. Que está incluido en la ley tributaria que se aprobó a fines del año pasado. El plan alcanza a todos los impuestos provinciales y habrá plazo para entrar hasta fines de abril.

El gobierno provincial terminará de reglamentar el programa la semana próxima. “Es una oportunidad para regularizar la situación”, dijo el secretario de Finanzas, Jorge Simón. Además el funcionario advirtió que en paralelo la Administración Provincial de Impuestos (API) profundizara los controles contra la evasión.

Leer también La Cámara de Diputados aprobó la reforma tributaria

Impuestos
Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario, Patentes, Embarcaciones y tasas retributivas de servicios entran en el plan de regularización. Los contribuyentes también podrán ponerse al día con las mejoras no declaradas en sus inmuebles. Por otra parte, quienes adhirieron al blanqueo nacional aprobado en 2016 y no pagaron el impuesto especial de la provincia, también podrán regularizar.

Las obligaciones a regularizar se actualizarán a una tasa del 2 por ciento mensual. Un interés que está “por debajo de la inflación”, señaló el secretario de Finanzas. La deuda se podrá cancelar al contado con planes de hasta 36 cuotas, según el siguiente detalle:

Contado: abonando dentro de la vigencia del régimen de regularización se reducirán los intereses en un 70 por ciento.

Doce cuotas: la tasa de interés por financiamiento será del 1,5 por ciento mensual aplicable sobre saldos, sistema alemán, con una reducción de los intereses de un 30 por ciento.

Veinticuatro cuotas: interés por financiamiento del 2 por ciento mensual, con una reducción de los intereses de un 15 por ciento.

Treinta y seis cuotas: interés por financiamiento del 2,5 por ciento mensual. Debe abonarse la primera cuota al momento de proponer el plan de pago.

El secretario de Finanzas explicó que el objetivo de facilitar el ingreso al régimen de regularización e instrumentar planes accesibles pasa por “facilitar por esta vía tanto el pago de deudas como las declaraciones de mejoras en relación al impuesto inmobiliario”.

Aunque evitó precisar las proyecciones que manejan en materia de recaudación, a partir del nuevo régimen, sí reiteró que se detectó un importante nivel mora en materia impositiva. En el caso del impuesto inmobiliario, la cobranza está en el orden del 70 por ciento actualmente.

FUENTESIN MORDAZA

Comentários no Facebook