Loma Negra cerró una de sus fábricas y los más de 230 trabajadores resisten en sus puestos

0
5

Desde la gerenciadora Camargo Correa dieron una versión que apunta a la intransigencia del gremio. minutouno.com habló con uno de los operarios.

La cementera Loma Negra anunció este miércoles el cierre de su fábrica en Barker, provincia de Buenos Aires, con lo que deja a más de 230 empleados en la calle. La gerenciadora apunta a la intransigencia del sindicato y los trabajadores, pero minutouno.com habló con el secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Martín Isasmendi, quien ofreció otra perspectiva.

La noticia se confirmó tras noventa días de negociaciones entre los representantes sindicales y la empresa brasileña Camargo Correa, que aseguró que la planta quedó “obsoleta” y le cuesta $500 millones anuales. Además, dicen que la crisis terminó de derrumbar la operatividad de la planta, ya que el consumo de cemento cayó 7% en lo que va del año.

Sin embargo, durante el primer trimestre de este año la principal cementera del país logró aumentar sus utilidades en un 3,5%, de acuerdo con lo que informa NA. Además, su proyecto más destacado es una fuerte inversión en el partido de Olavarría, donde prevé instalar una nueva línea de producción.

Desde la empresa aseguraron que la fábrica pasará a operar en un solo turno, con 24 empleados, de los cuales 17 serán los integrantes de la comisión gremial, que habían ofrecido mantener una operación más reducida, y pagar indemnizaciones de entre 150% y 180% de lo que establece la Ley. También aseveran que la filial de la Asociación Minera (AOMA) seccional Barker “rechazó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias”.

“Cuando esto arrancó éramos 334 trabajadores, hace 90 días que venimos en conflicto, la empresa tira este comunicado como una amenaza a los trabajadores y al pueblo de Villa Cacique y Barker diciendo ‘o aceptan esto o cierro la fábrica’ y lo que nos proponen es inaceptable porque son 136 puestos de trabajo y somos más 230”, rechaza Isasmendi.

En ese sentido, explica: “Aceptar eso hubiese implicado dejar afuera a más de cien. Esa propuesta también tenía como condición que los trabajadores directos de Loma Negra y los contratados pasábamos a trabajar cuatro horas en vez de ocho, cobrando el 50% del suelo, lo que hacía inviable porque no podés sostener tu calidad de vida y los compañeros se iba a terminar yendo por goteo”.

“La propuesta fue rechazada por el conjunto de los trabajadores, porque las decisiones las tomamos en asamblea y hacemos participe en este conflicto al pueblo de Villa Cacique y de Barker”, sigue.

“Ayer fue la última audiencia en el marco de la conciliación obligatoria que había establecido el Ministerio de Trabajo de la Provincia, que no duró ni 15 minutos porque nos dejaron en libertad de acción y de Loma Negra se presentó una abogada que nunca habíamos visto para firmar un acta”, revela y cuenta que se enteraron del cierre por los medios y que fueron notificados por una escribana cuando llegaron a sus puestos.

“Lo informan de esa manera maliciosa para generar suspicacia como que los dirigentes gremiales buscaron acomodarse”, denuncia y apunta: “Nos dejan porque tenemos tutela y supuestamente no nos pueden echar, y nosotros les manifestamos desde el gremio es que cuando cierran una fábrica no hay tutela, nos tienen que echar”.

De cara a lo que viene cuenta que tomó la decisión de seguir yendo a la fábrica, como vienen haciendo desde hace 90 días, en los que denuncia un lock out patronal.

“Ahí hay una responsabilidad del Ministerio de Trabajo de no hacer cumplir la conciliación, ni les cobraron las multas que establece la ley”, advierte y aporta que “Aoma nacional pone en quite de colaboración a partir de las 0 hora de mañana (por este jueves) a las plantas de Loma Negra de provincia de Buenos Aires (es decir que no se hacen horas extras, ni tareas fuera de las habituales) y para el 19 se prevé un paro en todas las fábricas de la empresa. Este plan de lucha va a abrir seguramente un espacio de negociación para encontrar un acuerdo que nos sirva. De nuestra parte va a estar la intención siempre”.

Comentários no Facebook