Pidieron prisión perpetua para Esteban Alvarado

0
3

La fiscalía solicitó la pena máxima para el sospechos y para cuatro de sus laderos por el crimen del prestamista Lucio Maldonado

Los pormenores sobre la planificación y ejecución del crimen de Maldonado figuran en el pedido de prisión perpetua formulado por los fiscales para Esteban Alvarado, que lleva 18 meses preso en Piñero. Igual requerimiento recayó sobre quien aparece como uno de sus principales sicarios: Mauricio Laferrara, de 24 años y a quien se le atribuyen al menos seis asesinatos en dos años.

También recibieron pedidos de perpetua Matías Jesús Avila, Germán Facundo Fernández y Facundo “Lapo” Almada. Para los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, todos tuvieron roles en el secuestro y ejecución de Maldonado.

La investigación

Dos elementos centrales acorralan a Alvarado. El primero es el código geográfico 33.086868 – 60.737529. Son las coordenadas de GPS donde el Chevrolet Cruze de la víctima, que se llevaron sus captores, estuvo detenido 64 minutos la madrugada del 11 de noviembre. Eso lo informó la empresa OnStar que verificó las georreferencias del localizador satelital del vehículo.

Las coordenadas corresponden a una quinta del paraje Los Muchachos, sobre la ruta A-012. La verificación dominial arrojó que sus dueños son los hijos menores de Alvarado con el usufructo vitalicio de éste. El segundo punto de peso son los 4.500 audios de la red Telegram recuperados del I-phone 8 del acusado por la empresa de inteligencia digital Cellebrite en Nueva York.

Con esos mensajes los acusadores describen cómo se diagrama una serie de maniobras para intentar desviar la responsabilidad del homicidio de Maldonado hacia otras personas. La acusación incluye un par de actos intimidatorios poco comunes por lo escabroso, como arrojar contra las viviendas de dos investigadoras judiciales la cabeza de un perro y el cadáver de un gato.

Negación

Alvarado siempre adujo no conocer a Maldonado, algo refutado con documentación en distintas audiencias. Maldonado tenía una tarjeta azul para manejar una camioneta propiedad de Rosa Capuano, la mujer de Alvarado, y un permiso para ingresar al barrio San Marino de Funes Hills donde ella vivía. También tenía negocios las empresas de Esteban.

Maldonado había amasado mucho dinero y no era discreto. Le gustaban las joyas de oro y las ostentaba en redes sociales donde también se mostraba con armas de fuego de distinto calibre, según indica La Capital. Entró con Alvarado en distintos negocios de dinero. Según los fiscales habían surgido entre ellos discusiones por negocios lícitos e ilícitos que los conectaban. Versiones de este tenor fueron sostenidas por Hugo Maldonado, hermano de la víctima, que manifestó que una fuerte discrepancia surgió en torno a la propiedad de un terreno en Roldán.

Planificación

El plan contra Maldonado se concibió un mes antes de su fin. El 2 de noviembre de 2018 los imputados hicieron tareas de inteligencia para conocer los movimientos de la víctima. En la información extraída de un celular secuestrado a los imputados se halló un video donde aparece filmada en esa fecha la casa de Diego C., en Colombres 3060, frente a la cual se encuentra estacionado el Chevrolet Cruze de Maldonado.

Ocho días después Lucio fue a cenar a esa misma casa. Sería su última cena. Comieron unos panchos y a las 23.30 Lucio se despidió. Con esa información se hizo un análisis exhaustivo de cámaras de vigilancia del 911 y se reconstruyó el trayecto que realizó esa noche hacia su casa. Se pudo advertir de esa prueba que Lucio fue seguido durante esos 13 kilómetros por una Kangoo gris que era en la que iban sus captores. El utilitario lo siguió hasta su casa en calle Garibaldi 608.

Al llegar Maldonado bajó de su vehículo con las llaves de su casa y cuatro personas saltaron de la Kangoo y a punta de pistola lo obligaron a subir al utilitario. Eran las 0.35. Tres de los captores se fueron en el Renault y el otro en el Cruze de la víctima. Ambos vehículos se dirigieron a la quinta del kilómetro 10 de la ruta A-012 donde los homicidas retuvieron a Maldonado al menos por una hora. Luego, a las 5.12 de ese mismo día, arrojaron el cadáver al costado de Circunvalación.

Comentários no Facebook