Plantarán 9 mil árboles en Rosario

0
47

La Municipalidad destinará $ 111 millones en el Plan de Arbolado. La idea es que la ciudad posea 450 mil de distintas especies en todos los barrios.

Con una inversión de más de 111 millones de pesos, el municipio proyecta colocar 9 mil árboles este año. Plan de gestión del arbolado que se presentó ayer en el Vivero Municipal.

La intendenta Mónica Fein destacó lo ambicioso del programa. Tener el mayor número de árboles por habitante, el desafío se dará con un equipo de más de 300 personas y gran parte son mujeres”, destacó.

“Este compromiso requiere recursos para seguir plantando y para seguir manteniendo nuestros espacios públicos”, apuntó Fein y se mostró orgullosa “porque nuestros vecinos han salido a tomar los espacios públicos, por fuera de los picnics nocturnos y otras actividades que programamos”.

La subsecretaria de Ambiente, Cecilia Alvarez, comentó que de los 9 mil nuevos ejemplares que se colocarán, más de la mitad se destinarán a jornadas de plantación colaborativa. La entrega de árboles a vecinos que han sido muy bien recepcionado, detalló.

El plan completa tareas de mantenimiento, poda, escamonda, reemplazo de ejemplares y despeje de luminarias. A lo que se suma la reparación de veredas dañadas por el arbolado en algunos barrios que priorizaron.

Alvarez apuntó que los ejemplares a plantar serán “fresnos y liquidámbar”, entre otras. Provienen del Vivero de Nativas emplazado en el Bosque de los Constituyentes.

El plan
La Municipalidad planificó intervenir 100 casos de arbolado urbano por día. haciendo foco en las demandas ciudadanas. Estos trabajos de poda y escamonda son necesarios para armonizar la presencia de ellos en el medio urbano, convirtiéndolos en un auténtico patrimonio natural de disfrute para los ciudadanos.

La presencia de árboles mejora la calidad de vida y la salud de las personas. Las ciudades con mayor forestación logran reducir el estrés y la ansiedad de la vida urbana.

Los árboles funcionan también como filtros de aire muy eficientes. Un árbol grande puede absorber 150 kilos de dióxido de carbono al año y filtrar a la vez las partículas contaminantes del aire.

Además, aumentan la biodiversidad urbana, contribuyen a la regulación térmica, aportando a enfriar el aire entre dos y ocho grados. De modo tal que pueden reducir en verano la necesidad de aire acondicionado en un 30 por ciento.

Asimismo, los árboles de las grandes urbes regulan el flujo del agua y cumplen un importante rol en la prevención de inundaciones y en la reducción de riesgos de desastres naturales. Un árbol puede captar más de 15.000 litros de agua al año.

Comentários no Facebook