Alberto Fernández obtuvo más del 47% de los votos

0
5

El Frente de Todos logró una victoria abrumadora en las primarias y le sacó 15 puntos a Juntos por el Cambio.

El Frente de Todos, con la fórmula presidencial Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner obtuvo el 47,37 por ciento de los votos en las Primarias Abiertas Obligatorias (PASO) de este domingo. Porcentaje que lo deja a las puertas de una contundente victoria en primera vuelta en las elecciones generales del 27 de octubre.

Juntos por el Cambio, el espacio del presidente Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, quedó a 15 puntos de ventaja, con el 32,23% de los sufragios.

Los resultados echaron por tierra los veredictos de las encuestas, que hasta el viernes mostraban paridad entre los candidatos. Y hasta fueron superiores a los boca de urna que el Frente de Todos hizo circular desde el domingo al mediodía, con diferencias de entre seis y nueve puntos a favor del espacio liderado por el kirchnerismo. En una elección primaria que, por el grado de poralización, tenía olor a final anticipada, el Frente de Todos ganó en 22 de los 24 distritos y Juntos por el Cambio solo obtenía triunfos en Córdoba y Ciudad de Buenos Aires, aunque menores a los esperados.

La victoria arrasadora se replicaba en la provincia de Buenos Aires, el distrito electoral más poblado. Allí, la fórmula presidencial liderada por Alberto Fernández obtenía el 50,56% de los votos y sacaba más de 20 puntos al oficialismo. La diferencia en la competencia por la gobernación también era contundente, aunque algo menor: la fórmula Axel Kicillof – Verónica Magario derrotaba a la gobernadora María Eugenia Vidal y el vice Daniel Salvador por 49,22% a 32,71%. En Buenos Aires no hay balotaje.

En la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta quedaba lejos de un resultado que le asegure una victoria en primera vuelta en octubre, al obtener el 46,33% de los votos, contra el 32,04% de Matías Lammens, el candidato del Frente de Todos.

La palabra de Fernández y Macri

Casi dos horas después, al borde de la medianoche, Fernández dio su mensaje victorioso. “Estábamos seguros de que la Argentina necesitaba terminar con este tiempo y empezar a construir otra historia”, dijo, rodeado por Kicillof, Magario, Máximo Kirchner, Sergio Massa y el gobernador de Tucumán Juan Manzur, entre otros. “La Argentina es un país donde, a partir de hoy, se terminó el concepto de venganza, de grieta y de cualquier cosa que nos divida”, siguió.

Y, en respuesta al Presidente, remató: “A los que se fueron a dormir, les pedimos que no se duerman nada, porque durmieron mucho tiempo y nos generaron un problema enorme”.

Por su parte, a las 22hs, aunque la publicación de datos oficiales del escrutinio provisorio se demoraba y no se había cargado resultado alguno, el presidente Macri reconoció la derrota. “Hoy hemos tenido una mala elección y eso nos obliga, a partir de mañana, a redoblar los esfuerzos para que en octubre logremos el apoyo que se necesita para continuar con el cambio”, dijo en el bunker de Juntos por el Cambio, en Costa Salguero. Y cerró con: “A dormir y a empezar a trabajar desde mañana”.

FUENTESIN MORDAZA-TN

Comentários no Facebook