El documento que ATE elevó al Concejo sobre le funcionamiento del Hospital

0
3

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Reconquista entregó un documento al Ministro de Salud de la Provincia, Carlos Parola, por distintas irregularidades dentro del nuevo Hospital Central de Reconquista.

Entre las irregularidades se denuncia persecución gremial a sus delegados, la no ratificación de los cargos acordados y el mal estado de la comida entregada por la empresa “Catering Gourmet” encargada del buffet en el nosocomio.

El documento

Reconquista, 23 de diciembre de 2019

Ministro de salud

Provincia de Santa Fe

Dr. Carlos Parola

S…………../………….D

De nuestra mayor consideración nos dirigimos a usted teniendo en cuenta las versiones de que el nuevo Hospital Central de Reconquista continuaría con la misma gestión de la actual dirección del Dr. Jorge Fiant. Nos preocupa como gremio sobre manera ésta noticia ya que como trabajadores y trabajadoras de esta institución y del sistema de salud, venimos padeciendo determinadas decisiones de esta gestión en cuanto a la construcción de vínculos institucionales, en relación a los procesos de cuidados, así como también la organización del trabajo que se viene proponiendo. En base a esto podemos dar cuenta de que en varias situaciones se ha negado o invisibilizado la participación de los trabajadores y trabajadoras, ante reclamos genuinos de situaciones concretas que inciden definitivamente en el proceso de atención hacia los usuarios que llegan a este efector con algún padecimiento.

Ésta realidad intenta ser hablada con el director actual cuando éste lo posibilita, pero por lo general nos encontramos con negativas, rechazos y malos tratos sistemáticos ante nuestros reclamos y/o propuestas que buscan aportar calidad y buenas prácticas en el trabajo cotidiano. El silencio puede ser saludable, pero el silenciamiento es sometimiento y dominación y produce sufrimiento, sosteniendo un modelo de hegemonía médica muy radicalizado, en donde hasta los mismos médicos que recién ingresan son presa fácil. Muchos trabajadores y trabajadoras están obligados a trabajar mal, a trabajar en la naturalización de la pobreza de personal adecuado a los servicios y en la precarización laboral. Ésta exposición permanente trae aparejado un clima de trabajo viciado, en donde no existe la pertenencia, y el hospital en lugar de ser hospitalario se transforma en hostil. Tampoco existe el reconocimiento a los trabajadores y trabajadoras, éste sólo aparece desde lo negativo, cuando los medios de comunicación locales visibilizan lo mal que se está trabajando.

Creemos de suma gravedad éstas actitudes ya que los trabajadores y trabajadoras terminan siendo expuestos ante situaciones límites, generando mucha angustia y malestar que se traduce en procesos de padecimientos que desencadenan situaciones como las que ya tuvimos que soportar en el 2016 y 2019 de suicidios de dos compañeros enfermeros, y varios intentos de suicidio, así como también consumos problemáticos, también denunciados por este sindicato.

Es por ello que queremos manifestar entre otras cosas:

la persecución gremial a algunos de nuestros delegados y/o representantes gremiales (hay denuncia penal),
con respecto al recurso humano para el hospital nuevo, se hablaba de 200 nuevos cargos entre las diferentes disciplinas, nos parecía una oportunidad para la inclusión de nuevo personal. De esos cargos se bajaron algunos y fueron oficializados 144. Pero nos encontramos que muchos de ellos ya hacía 3, 4 y hasta 5 años que venían trabajando como monotributistas o reemplazantes. Simplemente fue regularizada su situación. Y en realidad son muy pocos los trabajadores y trabajadoras nuevos del total de los oficializados, representan apenas un 35% del total de esos cargos.
las complicaciones que se vienen planteando desde los trabajadores y trabajadoras con los inconvenientes que está habiendo con la tercerización de la cocina que empezó a funcionar en el hospital nuevo. Nos encontramos con que la comida que se entrega muchas veces se encuentra en mal estado (con fecha de vencimiento próxima y/o vencida, mala cocción, no se respetan las dietas prescriptas por los médicos de cabecera por falta de comida) lo que trae aparejado un importante déficit en la producción de salud,
la tremenda deuda que arrastra éste efector (oscila los 45 millones de pesos) reconocida por el mismo intendente de Reconquista Dr. Amadeo Vallejos en su discurso del 17 de octubre último,
la falta de gestión para el armado de la preparación del personal con respecto de la migración al nuevo edificio del hospital (alertado desde éste gremio), se perdió una oportunidad histórica para poder empezar a trabajar con tiempo con todos los servicios la pertenencia a la institución, así como también mejorar los procesos de salud-enfermedad-cuidados en base a las dimensiones de la nueva infraestructura.

Todo lo expuesto se ha dado en ésta gestión, por eso sostenemos que es fundamental la intervención de las nuevas autoridades del Ministerio de Salud para poder rever la continuidad de esta gestión, ya que venimos declarando que es totalmente nociva para la salud de los trabajadores y trabajadoras, como así también para la salud de la población en su conjunto. Trabajadores y trabajadoras que sufren, no pueden asistir bien a personas que llegan con sufrimiento al hospital.

FUENTESIN MORDAZA

Comentários no Facebook