El dolor de la pérdida en medio de la pandemia

0
4

Una nueva muerte por coronavirus en la provincia sacudió a la localidad del departamento Castellanos y los dejó sin poder despedir a un ser querido.

En la tarde de este jueves 9 de abril se conoció la segunda muerte por coronavirus en Santa Fe, un hombre oriundo de Rafaela que en sus últimas vacaciones por el sur de nuestro país tomó contacto con turistas extranjeros donde se presume contrajo Covid-19.

La familia y la propia persona quizas nunca imaginaron que ese viaje de placer iba a ser el último momento compartido juntos. Por días recorrieron El Calafate, Ushuaia y los imponentes paisajes de la patagonia argentina, pero a la vuelta, un virus lejano que ya se había instalado en el territorio atacando sin piedad a los más débiles y con un poco menos de vehemencia a los más fuertes, dio postivo en el jefe de la casa.

Tras la aparición de los primeros síntomas y unos días de aislamiento en su casa Clemente Pérez, tuvo que ser trasladado al hospital Dr. Pedro Ferré el 31 de marzo pasado junto con su chofer (que a los pocos días volvió a su casa). Desde ese momento, los partes médicos se empezaron a complicar y este 9 de abril se produjo el desceso.

Este hombre de 65 años llevaba adelante una empresa familiar y era muy querido en la ciudad que recibió con dolor esta perdida y se organizó para acompañar, aunque sea a la distancia, a sus familiares en este duro momento.

Su familia, quería sepultarlo en un cementerio privado de Bella Italia pero eso no se pudo realizar, hay un protocolo que lo impide: el cuerpo se traslada en ambulancia desde el hospital al cementerio sin cortejo fúnebre y antes de dejarlo en el depósito se permite el acceso de 2 personas de su círculo íntimo para despedirlo pero sin poder tocarlo. Después se lo coloca en una bolsa que se debe pulverizar con desinfectante de uso hospitalario antes de colocarlo en un ataúd hasta su destino transitorio o final.

En Bella Italia por otro lado, una ordenanza municipal, no permitó el sepelio porque todavía hay dudas sobre este proceso. La familia decidió que el cuerpo sea cremado en otra localidad y que la despedida sea el recuerdo en cada uno de aquellos que lo conocieron.

Fuente: Agenciafe

Comentários no Facebook