El gobierno provincial convocó a la paritaria municipal

0
6

La representación de FESTRAM y de los jefes comunales se reunirá el próxima el miércoles.

En cumplimiento con el compromiso asumido con FESTRAM, el gobierno de la Provincia, a través del secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional, José Luis Freyre, concretó la semana pasada la reunión con los Intendentes y presidentes comunales para efectuar la designación de sus representantes.

Así, las Municipalidades de Rufino (PRO), San Javier (Vecinalista), Villa Gobernador Gálvez (FPCyS), Esperanza (PJ), Santa Fe (FPCyS) y Rosario (FPCyS) integrarán la comisión Paritaria y las Comunas serán representadas por Villa Trinidad (Vecinalista) y Carlos Pellegrini (FPCyS). Los paritarios de los gobiernos locales tendrán también ocho integrantes suplentes.

Por su parte, el último plenario de secretarios generales resolvió la designación, de ocho titulares y 8 suplentes como paritarios de FESTRAM. Ambas representaciones serán coordinadas por la Secretaría de Fortalecimiento Institucional y de acuerdo a lo establecido en la Ley 9996, tendrán mandato por un año.

La representación de FESTRAM viene reuniéndose con anticipación para analizar la política salarial 2020, en el marco de la crisis social que vive el país tras cuatro años de recesión e inflación descontrolada, con un alto nivel de endeudamiento y fuga de capitales, que golpea severamente las finanzas públicas y muy específicamente sobre la situación financiera de los Municipios y Comunas.

En este contexto, FESTRAM ratificó la posición expuesta en la convocatoria para un Acuerdo Social Responsable que en noviembre de 2019 expuso a los intendentes y presidentes comunales electos y reelectos para el mandato en curso.

Allí, se reivindicó la cláusula gatillo como instrumento para evitar un mayor deterioro del salario, pero se reclama la necesidad de volver a fórmulas superadoras que permitan obtener aumentos salariales que superen el proceso inflacionario hasta su estabilización, tal como estuvo ocurriendo hasta el año 2015.

En este caso, se descarta analizar volver a las sumas fijas, las que constituyen la pérdida de derechos adquiridos, son ilegales y generan un fuerte déficit en el sistema de salud y previsional, hoy en crisis de financiamiento.

También, se reclamará negociar en un clima de certidumbre, garantizando la estabilidad laboral y manteniendo los puestos de trabajo del personal informal y precarizado, lo que obliga definir una solución a este sistema contractual ilegal y variable de ajuste de la política salarial, con evasión a los organismos de la seguridad social y desaparición de derechos laborales elementales.

La actualización de las Asignaciones Familiares, congeladas durante todo el período del gobierno socialista, deberá tener prioridad en el marco de la crisis de pobreza, porque la desactualización de estos valores pone en situación de exclusión a muchas familias con salarios estatales.

Comentários no Facebook