Extraña edición de la Santa Fe-Coronda

0
21

Así lo planteó Alejandro Larriera. El nadador con trayectoria en la maratón acuática más linda del mundo recientemente publicó una nota respecto de las modificaciones que se aplicaron a la competencia. Disconforme, dio su punto de vista al aire de Cadena Oh!
“Lo que escribí lo escribí en caliente el domingo a la tarde, después que hablé con Damián Blaum, tengo una relación de afecto hace mucho con él. No vi la carrera, no la escuché por radio, no la seguí de ninguna manera. Damián me contó cómo había sido, me contó de su calentura también, él había sido uno de los objetores de esto también. Volví a leer lo que escribí el miércoles a la noche y sigo de acuerdo conmigo”, dijo Alejandro Larriera.

Cabe recordar que el nadador tiene la experiencia de competir la Santa Fe-Coronda e incluso en contra corriente Coronda- Santa Fe.

La nota
“Me basé en los argumentos esgrimidos por las autoridades locales de la Prefectura Naval Argentina, a mí juicio todos descabellados. Es lo que discuto en la nota. El motivo verdadero tengo que asumir que es esto, porque es lo que ellos dicen. Al Comité Organizador siempre lo valoré muchísimo, tengo una relación de afecto muy fuerte con Marcelo Micossi. Sé lo que labura todos los años para mantener viva la prueba. Pero también les achaco un poco a la comisión por haber sido demasiado sumidos y tomar como válida la decisión de una persona que está encabezanso una institución circunstancialmente. En Santa Fe hay muchos organismos e instituciones que desde el punto de vista técnico o incluso político pueden rebatir esto”, dijo Larriera.

Entonces, el nadador detalló: “Cuando alguien dice: no vamos a largar la carrera porque está en nivel de alerta que es 5.30 metros… Al final ese día creo que estaba por debajo del nivel de alerta. Hace pocos años fue récord de la maratón Stoychev y estaba en 5.65 metros. Tenemos más de 8 ediciones que se corrieron por encima de esa altura, 3 de ellas por encima de los 6 metros, con muchísimo camalote. Nada que ver con esto porque no había camalotes. Si nos dicen que los camalotes traen víboras, como para asustar a los chicos para tomar la sopa…Si nos dicen que por la altura no hay punto de extracción por emergencia, cuando todos sabemos que es más fácil si hay que sacar a alguien del río cuando está en 5.30 metros y no a 2 metros. ¿La vamos a suspender también cuando esté a 2 metros?”.

Económico
Desde lo económico, también señaló sobre “el argumento de que no pueden darle seguridad a 100 embarcaciones que iban a acompañar. Dudo que hubiesen sido 100. En la época de gloria, cuando la gente tenía plata en el bolsillo, la Prefectura le brindó seguridad a más de 600 embarcaciones. Así que pueden hacerlo. Me manejo con lo que dijeron, que para mí no tiene ningún sentido. Y estoy dispuesto a discutirlo con quien quiera con todos los fundamentos”.

¿Cómo decir que no a una decisión de Prefectura?
“Se le dice: No señor, me parece que no. Y convocás al intendente de Coronda, al intendente de Santa Fe, a la intendenta de Santo Tomé, al presidente de Comuna de Sauce Viejo, a la Universidad Nacional del Litoral, a la Facultad de Hídrica, convocás a los cuerpos técnicos y le decís: las víboras están en el ecosistema pero no hay un solo accidente registrado de picadura. Es más probable que pique a alguien de los 1000 que corren por día en la costanera, que a un nadador. Para que todos estén tranquilos: esta mañana nadé una hora y, afortunadamente, no tuve que enfrentarme a ninguna serpiente. ¡Vamos muchachos!, ironizó el entrevistado.

¿Negocios detrás? ¿Influencia de la FINA?
“La FINA tiene dividido los dos campeonatos. El Grand Prix, que son las grandes competencias entre las que está la Santa Fe- Coronda, a la que más bola le da porque es la distancia olímpica. Pero eso no quiere decir que no está el campo fértil para las otras pruebas. De hecho, los datos objetivos: el año pasado el Grand Prix tuvo 4 pruebas, este año tiene 7 pruebas. Se agregó la Capri Napoles, Lago San Juan. Estamos en un momento de crecimiento, por lo tanto ese argumento no me cierra”, dijo Larriera.

Seguridad: ¿Evitar fatalidades?
“La única que tuvimos que lamentar en aguas abiertas fue en Abu Dhabi, hace unos 8 o 10 años, y fue en un circuito. Hay más peligro ahí porque no tiene su bote guía al lado. En el borbollón de los nadadores alguno se puede ir al fondo. Fue lo que le pasó al muchacho nadador americano que falleció, fue terrible. Pero fue en un circuito, no en una carrera de aguas abiertas. No descarto nada porque no soy el dueño de la verdad”, dijo Larriera.

Por último, planteo: “No entiendo quién gana con todo esto. A los fotógrafos que querían elogiar la prueba les costaba hacer una foto con más de 50 personas juntas. Si uno quiere hacer una prueba para que no la mire nadie, el puerto es el lugar ideal a las 9 de la mañana”.

Comentários no Facebook