Fin de las especulaciones: los robots amenazan a los trabajadores

0
9

La automatización dejaría sin empleo a 7 de cada 10 personas.

Los robots amenazan a México y aunque parece un título de película de ficción, se trata de una realidad palpable, según un estudio del Banco de México (Banxico, central) y con pronósticos de otros especialistas.

El reporte indica que siete de cada 10 trabajadores en el país se ocupan de actividades que enfrentan una alta probabilidad de automatización; es decir, que pueden ser reemplazables por robots o máquinas, brazos mecánicos, algoritmos o inteligencia artificial.

El informe “La automatización en México desde una perspectiva regional”, realizado por la autoridad monetaria, hace una lista sobre las ocupaciones con mayor propensión a ser automatizadas. El elenco hace notar que esas actividades corresponden a las de menor nivel educativo y una gran parte de ellas se concentra en la región sur del país, la más empobrecida de México.

Las preocupantes cifras del relevamiento indican que 80% de los trabajadores sin educación media laboran en actividades con una alta probabilidad de automatización, contra 39% de quienes se emplean y cuentan con un nivel de instrucción de enseñanza superior. “La economía global ha experimentado una automatización del empleo, definida como la situación de procesos productivos que se realizan, parcial o totalmente, con intervención humana, pero con técnicas de producción en las que se utilizan equipos controlados por computadora”, indican los autores del documento.

La actividad con mayor propensión de que eso ocurra es la agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, con 97%, seguido de los servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos, con 90%. En el tercero, cuarto y quinto lugar se ubican la construcción (85%), las industrias manufactureras (81%) y los servicios financieros y de seguros (77%).

Por arriba de 50% y hasta 75% de alta probabilidad de un reemplazo de mano de obra por robots, programas, aplicaciones o algoritmos también se hallan actividades como burocracia, servicios inmobiliarios, comercio, minería, servicios de apoyo a los negocios y labores legislativas y gubernamentales.

Estimaciones de la consultora internacional Gartner indican que para 2020 la inteligencia habrá eliminado 1,8 millones de empleos en todo el mundo y una de las industrias más afectadas será la manufacturera. El ex director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero, considera que esto representa un serio problema para el modelo de desarrollo económico del país, basado en la manufactura. “México no se puede abstraer de la ola de automatización porque sacaría al país de la economía mundial”, señaló.

De acuerdo con sus vaticinios, para 2034, la mitad de las actividades laborales estarán automatizadas por lo que, ante este panorama, hay dos opciones: dejar que “el destino nos alcance” con la caída abrupta del empleo y la economía o apostarle a una economía basada en el conocimiento”.

La mejor alternativa es esta última, que consiste en “subirse al ‘tren’ del diseño y desarrollo tanto de robots como de sistemas automáticos, para así incrementar su competitividad”, estimó. “Si México logra transformarse en eso en los próximos 20 años, es muy probable que no suceda la catástrofe que se ve venir por el desplazamiento de la mano de obra que se dará por la automatización, ya que se compensará con los nuevos sectores de actividad y la generación de empresas de base tecnológica”, afirmó.

Sin embargo, el reloj corre a toda prisa y los expertos le han puesto límite al tiempo de que dispone el país para recuperar el terreno perdido, lo que significa que México tiene 15 años para “no perder su capacidad competitiva”, basada en “mano de obra barata, y convertirse en un país que es capaz de generar innovación”.

El Banco Central considera clave impulsar políticas públicas que atiendan los requerimientos del mercado de trabajo para los próximos años.

Comentários no Facebook