Frana, sobre la ley de emergencia: “Daría un marco para renegociar lo que hoy es imposible pagar”

0
3

La ministra de Infraestructura habló de la relación con contratistas y las razones para reclamar una ley especial. Tarifas, destino de la autopista y relación con el gobierno nacional en los ejes de la entrevista.

Silvina Frana está al frente del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicas y Hábitat, cartera que integró al menos cuatro áreas de la anterior gestión. Tiene cinco secretarías que entienden en esta cartera donde confluye todo lo que es obra pública, la infraestructura pero también las empresas de servicios públicos, la vivienda y el hábitat.

– ¿Cuál es el desafío de esta cartera?
– El desafío central es tener una coherencia en el desarrollo de la infraestructura, de la obra, del hábitat, a lo largo y ancho de la provincia. Antes de asumir estuve viendo la situación en las distintas provincias, lugares y, en general, hay una idea de la centralidad de la decisión aunque después se descentralice la acción de manera tal que de tener coherencia en la toma de decisiones. Esta provincia, aún en el 2020, tiene desequilibrios estructurales históricos. Esta visión, esta georreferencia permanente ayuda a tomar mejores decisiones.

– Es un momento complicado con quejas de contratistas, obras paradas, una deuda de 3.094 millones de pesos. ¿Por qué se llegó a esto?
– Es por un conjunto de cosas. En primer lugar se gastó en demasía. En junio cuando empezamos a integrar la comisión de transición con la voz permanente de Rubén Michlig decíamos que había un déficit cercano a los diez mil millones y que proyectábamos 20 mil a fin de año. Estamos en esas cifras. Veníamos con un gobierno deficitario que siguió gastando. Llamó la atención que aún después de perder las elecciones, el gobierno saliente siguió adjudicando obras sin presupuesto. Los integrantes de la comisión de transición se lo advirtieron a ambas cámaras de la construcción -Santa Fe y Rosario – sin embargo la situación siguió, y esto no se explica bien. A los 3.094 millones de pesos de deuda registrada por el trabajo de los empleados de la administración pública -de la contabilidad pública- se le suma un conjunto de obras y de certificados que no podemos registrar porque no estaban el presupuesto. Eran unos 600 millones y debe ser más porque el último jueves aparecieron situaciones similares. El porqué lo deben explicar los que se fueron. Al mismo tiempo deben explicar porque siguieron adjudicando y porqué no pagaron. Escuchó declaraciones de ex funcionarios diciendo que se puede pagar, ¿por qué no pagaron entonces?. Hay deudas de mayo, de junio con contratistas.

– Estuvo reunida con los constructores…
– Sí. No escondemos la situación, damos la cara y estamos buscando canales de diálogo para resolver esto. Necesitamos que se sancione la ley de emergencia que daría un marco legal, herramientas, para sentarnos en una mesa de negociaciones y ver en cada caso como se puede resolver el tema. Si no tenemos esa herramienta, el Estado tiene que tomar decisiones de modificar acuerdos establecidos (formas de pago, plazos de obra) y no tendría el respaldo legal suficiente lo que podría generar conflictos judiciales. Con marco legal de emergencia, el Estado puede sentarse y decir este pago lo vamos a diferir pero también el contratista tiene la cobertura para decir que esta obra en lugar de terminar en la fecha lo hacemos 60 días después y no merecer multas. Daría un marco para renegociar lo que hoy es imposible pagar.

– La oposición dice que en el Presupuesto 2029 hay instrumentos para renegociar los contratos?
– No como lo establece una ley de emergencia. La oposición se refiere al artículo 54 de la ley de Presupuesto que posibilita consolidar deudas y formalizar algunos acuerdos, pero no el paraguas que da la ley de emergencia y que a su vez cubre a los contratistas.

– ¿Esta es la diferencia esencial?
– En ningún lado de la ley de Presupuesto dice que estás habilitado a renegociar, al esfuerzo compartido y a una serie de definiciones legales que te permite barajar y dar de nuevo pero cumplir. Nadie está hablando de no cumplir, hablamos de tener herramientas para cumplir, pagar y seguir porque además nadie quiere asumir un ministerio pagando deudas de otros. Uno quiere asumir el ministerio con el propio programa de obra pública que hoy no podemos desarrollar.

– ¿Hoy no se paga a contratistas?
– No se pudieron terminar de pagar los sueldos en tiempo y forma. El personal de gabinete todavía no ha cobrado. Estamos con la decisión de llevar adelante un gobierno en favor de los santafesinos. La decisión es firme y la voluntad concreta. La sociedad santafesina debe saber dónde estamos para entender cómo seguimos. Y en el cómo seguimos, debemos cumplir con los compromisos del Estado. Cuando se toma deuda, no lo hace el gobernador de turno, lo toma el Estado provincial, los santafesinos y quien venga debe pagar. Ninguna de estas deudas tenía plazos. Estos 3.094 millones son exigibles al 31 de diciembre, faltan cargar cosas. Están los 4.600 millones de la EPE con Cammesa, etc.

– ¿Hoy está paralizada la obra pública?
– Algunas obras sí, otras no, pero algunos contratistas ya nos manifestaron que no pueden continuar. Si esto no se resuelve el breve veremos más obras paradas. No es lo que queremos y por eso la convocatoria a la oposición para que tome en serio el tema de la emergencia.

Uno de los contratistas me preguntaba porqué la emergencia ahora. Cuando la pedimos a la Legislatura que se revea el Presupuesto elaborado por la gestión anterior y que fue un reproche, cuando se envió la ley tributaria, también se envió una ley de emergencia y Diputados la archivó. Quienes hasta hace poco generaron la deuda la mandaron al archivo. Esto no le hace bien a la institucionalidad de la provincia que tiene una historia valiosa. Más allá de los colores políticos todos los partidos hemos mantenido la calidad institucional y mandar a archivo un proyecto me parece que no ayuda.

– ¿Marchan las obras que tienen crédito internacional como los acueductos?
– Esta semana hubo que pagar certificados de acueductos porque hay créditos internacionales que cubren el 80% y el 20% restante es aporte de la provincia. Si Santa Fe no paga, los organismos no desembolsan.

– ¿Es utópico hablar hoy del plan de obras públicas de este gobierno?
– Si fuese utópico, buscaría otras utopías. Es concreto, de corto plazo y necesitamos herramientas. Insisto con el llamado a la reflexión de toda la clase política. La situación económica nacional es complicada, nadie lo desconoce, no escapa a la provincia más allá de los reproches que pueda hacer a decisiones que haya tomado el gobierno anterior. Esta realidad requiere estar a la altura de las circunstancias y darle al gobierno de turno las herramientas para decidir. Reclamamos la ley de emergencia como marco para sentarnos a negociar con cada empresa y repasar los contratos. Quiero usar palabras justas para que nadie entienda que lo queremos perjudicar. Vamos a hacer la forma de pago que podamos, que perjudique lo menos posible a las empresas y que las obras sigan. Nadie quiere que las obras se paren.

– Sabemos como la obra pública repercute en el empleo. Si las empresas defaultean va a quedar gente en la calle…
– Me parece un poco ingrata esa palabra. A un mes de gobierno, en todo caso los que defaultearon son los que se fueron y no pagaron.

Empresas y tarifas
En la discusión del mensaje sobre emergencia, la bancada justicialista habló de proyecto espejo con la emergencia nacional. Sectores de la oposición hicieron notar que el proyecto santafesino no mencionó congelar por 180 días las tarifas de empresas de servicios públicos como EPE y ASSA que están en la órbita de Frana.

– Recibimos de la gestión anterior un proceso en marcha de aumento de tarifas.

Deberíamos haber aumentado y no se hizo ante la actual situación. El gobernador está en sintonía con esa decisión nacional pero necesitamos la herramienta. Si ese hubiese sido el problema, se hubiese propuesto desde Legislatura.

La ministra destacó que en 2019, ASSA necesitó una asistencia financiera superior a los mil millones. Su equipo ya discute cómo se insertarán los acueductos al sistema así como las nuevas localidades que se sumarán al sistema. “En acueductos estamos continuando la obra y resolviendo cuestiones que ameritan ser revisadas”, señaló.

En cuanto a la deuda de EPE con Cammesa aseguró que están en reunión permanente para cumplir y “con una decisión interna de la empresa de mejorar la performance financiera sin tocar el sueldo de los trabajadores”.

Autopista
En abril venidero, vencerá el actual contrato de concesión de la autopista que tiene Vial Santa Fe, salida elegida por el gobierno del Frente Progresista ante el incumplimiento de Arssa. “Estamos estudiando distintas alternativas porque el contrato actual vence en abril. Hay gente trabajando el tema buscando la mejor opción porque fue bastante escandalosa toda la cuestión”, aclaró.

La posible cooperación de Nación
Frana acompañó la semana anterior al gobernador Omar Perotti a una serie de reuniones en Buenos Aires con funcionarios nacionales como el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Desarrollo Territorial, María Eugenia Bielsa.

– Nación tiene viejas deudas para mejorar rutas nacionales como la 11, 33 , 34
– Todos los gobiernos fueron incumplidores. Con Katopodis hablamos de esto

– Los puentes necesarios están en agenda, por ejemplo el Santa Fe – Paraná
– Cuando lo planteamos no había una definición. Lo que sí el proyecto ejecutivo se pagó. No nos olvidemos la disputa por la traza y a lo mejor hay que replantear esa situación.

– Y el Santa Fe – Santo Tomé
– Está en agenda, aunque parezca que lo decimos para quedar bien. Cuando hablamos con Katopodis todos sabemos que este año va a ser difícil dar respuesta a las grandes decisiones. Lo dijo para no generar falsas expectativas. Hay un planteo que luego apareció en el programa “Argentina Hace” que es obras de infraestructuras pequeñas que absorban más mano de obra para dar respuesta a la demanda de corto plazo que es la gente sin trabajo, con hambre. En el corto plazo es esto. Luego vendrán los grandes proyectos pendientes y sabemos cuáles son los que necesita Santa Fe.

– ¿De Argentina Hace vendrá algo a Santa Fe?
– Vamos a pedir mucho. Percibí que en esa mesa se hablaba en sintonía de los anuncios de Alberto Fernández: una mirada muy federal en infraestructura. Nación conoce la problemática de Santa Fe. Katopodis tiene dos áreas muy fuertes que son Vialidad y Asuntos Hídricos. Sobre esta última tenemos muchas cuestiones pendientes. Estamos en un momento donde sería fundamental una asistencia financiera porque el río está bajo y hay obras que se deben realizar ahora y no cuando el río crece, defensas que hay que mantener. El secretario de Asuntos Hídricos de Santa Fe ya puso en la mesa que el área la encontramos desmantelada con recursos humanos escasos, contratos precarios, falta de recursos materiales.

– Siguen las obras financiadas por Nación en acuerdo con Córdoba como el canal San Antonio y el Vila – Cululú?
– Nos trajimos el estado de cosas pendientes. Esa misma semana en Melincué hubo una revisión de plazos de una obra y recibimos de Nación respuesta inmediata. Tengo mucha esperanza porque hay actitud de trabajar con nosotros.

– La presencia de María Eugenia Bielsa puede significar la vuelta de fondos para viviendas a Santa Fe?
– En la gestión de Jorge Obeid se hicieron seis mil viviendas y se dejaron tres mil para inaugurar. Bielsa plantea varias situaciones. En primera instancia la necesidad de revitalizar el Procrear; dar una respuesta definitiva a las situaciones generadas por créditos UVA y también el Renabap (Registro Nacional de Barrios Populares) donde habrá intervención concreta del Estado que creo se puede asociar al programa Argentina Hace. En el corto plazo tenemos esperanzas porque todos sabemos que debemos revitalizar la economía argentina y la obra pública es una herramienta importante.

– ¿Se avanzó algo tras el anuncio del 11 de diciembre en Santa Fe de Alberto Fernández de que las provincias se iban a hacer cargo de la hidrovía?
– La visita del gobernador de Chaco (Jorge Capitanich) tuvo que ver con eso. El anuncio del presidente analizando en consonancia con el vencimiento de la concesión con lo cual requerirá un replanteo del contrato. También analizamos con Capitanich un conjunto de obras que nos importan a ambas provincias, algunas sin mantenimiento, y el tema bajos submeridionales ante la nueva realidad generada por cambio climático muy relacionado al impresionante desmonte que hubo en la zona. Esto obliga a obras nuevas. La semana próxima con Medio Ambiente y Producción nos reuniremos con el Chaco y es posible que se sume Santiago del Estero para analizar en conjunto esa problemática.

Equipo
Los cinco secretarios del área de Frana con Héctor Bertero en Coordinación; Amado Zorzón en Hábitat, Vivienda y Urbanismo; Carlos Maina en Sociedades del Estado y Servicios Públicos; Leticia Bataglia en Arquitectura y Obras Públicas y Roberto Gioria en Recursos Hídricos.

FUENTESIN MORDAZA- El Litoral

Comentários no Facebook