Guardavidas advierten la presencia de una peligrosa barranca en la Costanera Este

0
7

Ante la bajante del río el canal quedó a un metro de la costa. “Supera los 3 metros de profundidad y está a centímetros de donde los niños juegan”, alertaron. Todavía no comenzó la temporada de playas y no hay controles.

Desde el Sindicato de Guardavidas (Sugara) advierten a la población sobre la presencia de un canal de más de 3 metros de profundidad sobre la orilla de la playa de la Costanera Este de la ciudad. Los responsables de la seguridad de los bañistas recordaron además que todavía no comenzó la temporada de playas por lo que no existe seguridad ni controles en las mismas.

El fin de semana pasado fue mucha la gente que se acercó a las playas ante el intenso calor. Luego hubo un descenso de la temperatura. Pero los calores pueden regresar y ser intensos antes del comienzo de la temporada de playas, previsto para el 15 de noviembre, como todos los años.

El Sugara lanzó un comunicado de alerta por la bajante del río en el que describe que en la última década, se incrementó el desarrollo de actividades deportivas recreativas, como lo son los grupos de corredores pedestres, triatletas, nadadores de aguas abiertas, practicantes de deportes náuticos como kite surf, stand up paddle, kayak, que eligen como escenarios para el desarrollo de sus prácticas los paseos costeros y playas públicas.

“Paralelamente se ve un gran incremento de bañistas que concurren a las playas en fechas tempranas en busca de un espacio natural, relajado y donde los niños disfrutan el aire libre”, continúa. Por tal motivo, lanzaron una campaña dos objetivos claros de concientización sobre los espacios seguros y limpios.

A partir del descenso del nivel del río Paraná por debajo de los 1,97 metros, la laguna Setúbal se vio afectada dejando a la vista gran cantidad de bancos de arena, que representan un peligro nuevo para los navegantes.

Barranca

En la Costanera Este, a causa de la bajante, “se encuentra a sólo un metro de la costa el canal de la laguna, una barranca que supera los tres metros de profundidad y está a centímetros de donde los padres dejan jugar a sus niños”, advierten los guardavidas.

Por otra parte, desde el Sugara describen que a causa de la retracción de la laguna, se incrementó el espacio de playa, pero junto a ello se hacen visibles los desechos, vidrios, fierros etc, que se encontraban bajo el agua. “Es un gran momento para limpiar nuestra laguna”, reclamaron. “Paralelamente al fenómeno climatológico de la bajante de la Laguna Setúbal, la desidia y falta de cuidados de nuestros espacios públicos por parte del Municipio se hace notoria nuevamente”, agregaron.

FUENTESIN MORDAZA-EL LITORAL

Comentários no Facebook