La bajante del río Paraná complica el trabajo de ASSA

0
2

Hugo Morzán, titular de ASSA, manifestó por Cadena Oh! que “la bajante del río, obviamente, nos genera inconvenientes en todas las tomas”.

En diálogo con CADENA OH! Hugo Morzán, titular de ASSA sostuvo que “la bajante del río, obviamente, nos genera inconvenientes en todas las tomas porque hay tareas de descensos de bombas, de bajar cañerías de succión que, en algunos casos, son posibles y que estamos realizándolas”.

“En otros casos hubo inconvenientes mayores como se presentó en la toma de Rincón, el fin de semana. Porque ya no daba el margen como para poder seguir bajando las bombas y hubo que poner un caño flexible con una bomba de profundidad y se consiguió subsanar el problema y extender unos metros hacia adentro la posibilidad de la toma para poder mantener la entrega de agua a la cooperativa de Rincón”, explicó el entrevistado.

Y agregó: “En el caso de Reconquista tenemos margen todavía porque hay margen en la toma del nuevo acueducto. Hay tres bombas que tienen una caja de succión que le daría inclusive cuando en el hidrómetro del puerto de cero, no tanto así en la toma vieja pero también se están bajando cañerías”.

En el caso de Santa Fe, Morzán dijo que “todavía no tenemos problemas, sí obviamente hay disminución en la captación porque baja el rendimiento de las bombas al tener que chupar a mayor profundidad y hace que tengan menos rendimiento y menor caudal de agua cruda que llegue a la planta. Pero con la bajante de la temperatura, baja naturalmente el consumo y esto nos favorece”.

Respecto a la situación en Rosario, el titular de ASSA dijo que “también tenemos situaciones críticas, no hay problemas en la planta de Granadero Baigorria, sí algunos inconvenientes en la planta de Avellaneda donde hay que bajar una bomba centrífuga”.

Para finalizar, Morzán sentenció: “No hay problemas todavía serios a las alturas actuales, hoy es el día en el que el Instituto Nacional del Agua saca un nuevo informe, veremos qué es lo que dice. Y a partir de ahí, qué medidas deberemos ir tomando”.

“El hecho que el río Paraná tenga tan bajo caudal, hace que tenga mayor incidencia en las aguas del Bermejo, pero los laboratorios están monitoreando esto y viendo la atención respecto al tratamiento para que la gente no perciba esto al abrir la canilla”, concluyó.

Comentários no Facebook