La prioridad en Newell’s son los sueldos

0
4

En medio de la crisis por el parate del fútbol, en la Lepra ajustan los números para poder cumplir con todos los compromisos. Además, por los vínculos que vencen en junio hoy se aguardará para ver cómo se resuelve la crisis mundial.

El parate tiene al plantel entrenando en forma particular y a la dirigencia con mucha incertidumbre y preocupación por lo económico, en un contexto del fútbol que no se puede alejar de lo que sucede a nivel país. Obviamente los directivos están a la espera de la definición del Gobierno sobre la continuidad de la cuarentena, que va de la mano de el regreso posible del fútbol, que lo más optimistas creen que será en mayo y el resto en julio.

Según informó El Ciudadano, en principio el dinero de la TV que se debe cobrar en abril está garantizado, lo que en Newell’s representa cerca del 40 por ciento del pago de sueldos del plantel. Pero hay una merma real y lógica en el pago de cuotas de los socios y en otros ingresos como venta de entradas o marketing, y eso genera menos ingresos no previstos para esta parte del año donde además hay que pagarle a cerca de 450 empleados.

“Estamos trabajando en el tema. Ya armamos una planilla para asignar cada ingreso para el pago de los sueldos, de empleados y plantel, que son la prioridad. Obvio que va a ser más complicado. No deja de ser distinto a un mes de receso, pero el problema no es Newell’s, es a nivel país. Por eso es imposible adelantarnos a lo que va a suceder”, confió a El Hincha una fuente involucrada con la tesorería del club.

Obviamente hay otro tema que estaba previsto empezar a definirse entre abril y mayo, y hoy podría quedar postergado: la renovación de contratos. Las dos situaciones prioritarias son Cristián Lema y Mariano Bíttolo, futbolistas que Kudelka y la dirigencia pretenden retener. Con Bíttolo ya hubo charlas y hay muy buena voluntad para llegar a un acuerdo.

En cuanto a Lema, la dirigencia quiere que siga. Y para eso hay que acordar con Benfica un nuevo préstamo, algo que parece difícil, o la compra del pase en 2,5 millones de dólares. Newell’s apuntaba a hacer una oferta por una cifra menor, pero eso era en el contexto del fútbol en marcha, algo que hoy no sucede acá ni en Europa.

Hoy es imposible saber cómo puede terminar todo. Y pensar en una charla con Benfica es improbable en el corto plazo. Como tampoco saber si aparecerán ofertas por jugadores leprosos, vital para avanzar en la posible compra de Lema.

Incertidumbre. Una palabra que ronda a todos los clubes argentinos. Y Newell’s no es excepción, y hay una prioridad: pagar sueldos.

Fuente: elciudadanoweb.com

Comentários no Facebook