Los despidos y suspensiones se duplicaron en 2018

0
2

El informe anual del CEPA relevó un incremento de los despidos y las suspensiones del 91 por ciento respecto de 2017. Las cesantías abarcaron tanto al sector público como al privado.

En 2018 hubo 69.696 despidos y suspensiones, a un promedio de 5800 nuevos casos por mes durante todo el año. Si se consideran los datos de 2017, las cesantías de 2018 superaron en 33.162 casos a las del año anterior. Esto representa un incremento del 91 por ciento.

La destrucción del trabajo afectó a todos los sectores, tanto en el ámbito público como en el privado; pero el sector más dañado por lejos, fue el de la industria. Otro dato ilustrador es que 1 de cada 8 despidos fue consecuencia del cierre de empresas, proporción que en la manufactura aumenta a 1 de cada 6.

Informe
Las cifras son parte del informe anual de despidos y suspensiones elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Su director, Hernán Letcher, señaló: “En 2018 se superpusieron dos procesos. En los primeros dos meses del 2018 los despidos del sector público fueron más significativos, pero luego el deterioro se trasladó al sector privado. En los últimos cuatro meses del 2018, el aumento de los despidos y suspensiones en las empresas privadas se disparó”.

Trabajadores del INTI contra los despidos
“Ningún indicador macroeconómico hace imaginar una evolución positiva del empleo. Está prevista una caída de casi 10 puntos en la inversión y una caída del consumo. Y está previsto un ajuste muy significativo en términos de obra pública, lo que hace estimar un escaso dinamismo en el sector de la construcción”, manifestó Letcher.

“Para el sector público han establecido mecanismos para impedir nuevas contrataciones además de cumplir con el pedido del FMI de reducir las plantillas de trabajadores públicos”.

Más despidos
El informe abarca despidos y suspensiones. Si se desglosan, se ve nítidamente que la pérdida del empleo fue la norma –un 74 por ciento–, mientras que los ceses temporarios, sólo representaron el 26 por ciento de los casos.

La pérdida de empleos puede desglosarse por actividad, con lo que queda este ranking:

La industria despidió y suspendió a 37.341 trabajadores.
El Estado cesanteó a 16.303 personas, sumando a las empresas del capital estatal y las reparticiones de la órbita del Poder Ejecutivo.
Las empresas de servicios se desprendieron de 13.470 empleados.
La construcción tuvo 1581 casos y el sector primario hizo lo propio con 1001 personas.
Expresado en porcentajes, esto significa que los despidos y suspensiones de la industria fueron el 54 por ciento del total de los casos. Le siguió el sector público, que entre los del Poder Ejecutivo y las empresas del Estado provocaron el 23 por ciento de las rescisiones. En tercer lugar, el sector servicios generó el 19 por ciento de los despidos y suspensiones.

Comentários no Facebook