Los fiscales del caso Román viajan a Buenos Aires

0
2

Este miércoles 14 de agosto los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, Andrés Marchi y Ana Laura Gioria, viajan a Buenos Aires para mantener una reunión con profesionales de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional Argentina.

El encuentro será durante la mañana, en el Edificio Centinela, y tendrá por objeto definir los pasos a seguir para la realización de estudios complementarios sobre el cuerpo de Diego Román. El chico de 12 años hallado sin vida en Recreo el 4 de julio último.

Los representantes del MPA decidieron constituirse en el edificio de avenida Antártida Argentina 1480 de la ciudad autónoma, “para definir cómo estará conformado el cuerpo médico forense” que intervendrá en la necropsia. Así como “acelerar los tiempos de la producción de las medidas”, informaron fuentes vinculadas a la causa.

Atento a esto último, cabe destacar que si bien será un forense de Gendarmería quien realizará la labor por parte del Ministerio Público de la Acusación, la prueba científica deberá hacerse en las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Y será dirigida por el médico forense de turno de dicho órgano.

Exhumación del cadáver

Por otra parte, fuentes del caso explicaron que “la intención fue la necropsia se haga lo antes posible”, y más allá de las demoras generadas desde la exhumación del cadáver el pasado 26 de julio, “la medida ha sido acertada a los fines de preservar lo más posible el cuerpo del chiquito. Y se hizo en el momento en que los fiscales determinaron que era conveniente profundizar en nuevos estudios”.

Mientras tanto, los investigadores ordenaron una batería de medidas probatorias, tendientes a abonar o descartar las distintas hipótesis sobre las circunstancias en que Diego Román encontró la muerte, el día de su desaparición, el 3 de julio de 2019. Entre ellas, se dispusieron rastrillajes, allanamientos, inspecciones oculares, levantamientos de hullas y rastros, autopsia, entrevistas a familiares y lugareños, cámaras gesell a los niños del entorno de la víctima, secuestros, entre otras.

El caso

Hasta el momento, se desconoce con certeza si el chico fue asesinado, lo que supone la intervención de una o más personas; si en cambio fue víctima de un ataque de animales, que podrían ser perros de la zona. O si acaso falleció en otras circunstancias. Román desapareció el miércoles 3 de julio en horas de la tarde, mientras jugaba con amigos en un campito de calle Menchaca, al noreste de la ciudad de Recreo. Según el relato que pudieron rearmar quienes compartieron con él ese día, el niño había ido a la escuela por la mañana y luego a la casa de un amiguito, junto con el cual se fue a jugar al descampado.

Como eran más de las cuatro de la tarde y todavía no había regresado a su casa, la madrastra de Román fue a buscarlo, pero el niño se escondió en una zona de cañaverales cuando advirtió su llegada. Desde ese momento no se supo más nada de él, hasta su hallazgo al día siguiente, ya sin vida, unos metros hacia el oeste de donde fue visto por última vez.

FUENTESIN MORDAZA-EL LITORAL

Comentários no Facebook