Misterio en torno a la muerte del empresario de turismo

0
10

La víctima tenía 67 años y murió tras recibir un disparo de bala. Es el homicidio número 13 en el departamento La Capital en lo que va del año.

El dueño de una reconocida agencia de turismo ubicada en la galería de La Rioja y Rivadavia, en pleno microcentro santafesino, murió anoche tras ser baleado en horas de la tarde cuando al menos tres sujetos, dos hombres y una mujer, irrumpieron en el local.

La víctima, identificada como Hugo Oldani de 67 años, fue derivada al hospital José María Cullen, donde constataron que tenía un disparo en la zona abdominal que le causó daños en el páncreas, estómago, intestino delgado y colon.

El hombre murió cerca de las 21 tras ser intervenido quirúrgicamente debido a la enorme cantidad de sangre que perdió, causándole un shock hipovolémico.

Fuentes policiales informaron que el ataque se concretó ayer alrededor de las 17.45 en la galería situada en calle La Rioja, entre 25 de Mayo y Rivadavia, donde la víctima atendía el comercio “Oldani Turismo”.

Investigación

Según allegados al empresario, los delincuentes intentaron asaltarlo pero no lograron llevarse nada por la resistencia de Oldani. Sin embargo, en las últimas horas comenzó a circular la versión que bajo la fachada comercial se escondía el funcionamiento de una mesa de dinero, cuyo objetivo apuntaba a lograr soluciones en asuntos de solvencia financiera. La agencia habría sido frecuentada asiduamente por empresarios y ex policías de alto rango de la provincia de Santa Fe.

El Jefe de la Unidad Regional Uno (URI), Julián Alegre, confirmó a la prensa que en el día de ayer la policía recibió el aviso sobre una persona herida de arma de fuego en una galería situada en calle La Rioja. El personal policial se constituyó en el lugar y constató la certeza del hecho. Inmediatamente se dispuso el trasladado del herido al Hospital José María Cullen, donde posteriormente falleció.

Alegre, que no brindó precisiones sobre el ilícito ya que cualquier detalle podría entorpecer la investigación, confirmó, sin embargo, que existen registros fílmicos y declaraciones de testigos que dan cuenta del suceso.

El Jefe de la URI sostuvo que no se descarta ninguna hipótesis aunque no aseguró que el hecho se tratase de una tentativa de robo. Agregó, además, que la policía se encuentra avocada en dar con el paradero de los asesinos.

Comentários no Facebook