Ordenan investigar a dos abogadas penalistas por encubrir a un narco

0
89

Un juicio oral y público por un transporte de estupefacientes de más de un kilo de marihuana derivó en que el Tribunal Oral Federal de Santa Fe ordene investigar a dos abogadas por el presunto delito de encubrimiento al narcotraficante, Daniel «Tuerto» Mendoza.

Se trata de dos letradas, identificadas como H. K. y C. B. Ambas litigan en el fuero penal, tanto provincial y federal, y tramitan causas principalmente por infracción a la ley de drogas, en la ciudad de Santa Fe y Rosario.

Las dos fueron puestas bajo la lupa judicial luego de una causa federal que se tramitó en la Fiscalía Federal Nº 1, a cargo de Gustavo Onel y que en la jornada del martes concluyó en una condena para un joven oriundo de Rafaela. El muchacho en 2017 fue detenido por miembros de la Brigada Motorizada por llevar en una mochila más de un kilo de marihuana.

En la sentencia, el tribunal de jueces camaristas, José María Escobar Cello y los vocales, Luciano Lauría y María Ivón Vella condenaron a Matías Trejo a dos años y seis meses por el delito de transporte de estupefacientes. En el fallo, los magistrados federales hicieron lugar al pedido del fiscal general ante el TOF, Martín Suárez Faisal, para que se investigue la conducta de las letradas ante la posible comisión del delito de encubrimiento.

El destape

La orden de investigar a las abogadas surgió en razón de la pesquisa judicial que procedió a llevar a indagatoria a Trejo tras ser detenido el 21 de abril del 2017 en Irigoyen Freyre al 2200 con 1,788 kilogramos de marihuana.

Antes de ser trasladado a sede judicial, el joven fue visitado por una abogada que se presentó en la Comisaría y le explicó que iba a representarlo «de parte de Daniel». Asimismo, le dijo «que no diga nada» y que se abstenga de declarar en la indagatoria ante las autoridades del Juzgado Federal Nº 1 de Santa Fe.

En tanto, según indicó el joven en el debate y también en la investigación tras acogerse bajo la figura de imputado arrepentido, la abogada «rubia de pelo lacio hasta los hombros, le prometió que «lo iba a sacar sí o sí». El joven, recientemente condenado, además recordó que no declaró en la indagatoria y que con posterioridad la letrada le dijo que no lo iba a representar por medio de «Daniel» y que en caso de que quisiera que lo defienda debía abonar una suma de 100 mil pesos.

Conexiones

La detención de Trejo derivó luego en que los investigadores detecten que quien había estado detrás de dicho transporte de estupefacientes había sido Daniel «Tuerto» Mendoza y quien en ese entonces era su pareja, María Angélica «Tute» Aressi.

De hecho así lo confirmó en el debate Trejo, que tras declarar ante el tribunal confesó que previo a su detención vivía en la ciudad de Rafaela y se encontraba en situación de calle por lo que se ganaba la vida lavando autos. Asimismo destacó que le compraba drogas a una tal «Dora», la cual tras una serie de transacciones le ofreció trabajar para «Daniel», quien le iba a pagar la suma 1.500 por trasladar drogas desde Santo Tomé a Rafaela.

Según explicó, la logística era la siguiente: tenía que viajar desde Rafaela hasta Santa Fe y debía tomar la Línea C y bajar en calle Corrientes de Santo Tomé donde lo esperaba una joven que lo llevaba hasta una propiedad. Allí, según contó, le daban el material estupefacientes, la mochila y luego le pagaban el pasaje hasta la ciudad del departamento Castellanos para que entregue el cargamento.

Procesados

Como consecuencia de la detención de Trejo, el juez federal Reinaldo Rodríguez procesó el pasado 22 de diciembre a Mendoza tras considerar que fue el «autor mediato» del delito de «transporte de estupefacientes, agravado por la intervención de tres o más personas para cometerlo».

Mendoza fue procesado luego de haber estado más de un año prófugo de la Justicia federal tras no regresar a la cárcel de Coronda, en una salida transitoria, donde se encontraba detenido y purgando una condena de seis años y seis meses por «fabricación de estupefacientes» y «comercio de estupefacientes».

«El Tuerto» fue detenido el 30 de noviembre del 2018 por agentes de la Policía de Córdoba, cuando salió de una vivienda ubicada en barrio Aguada Reyes de la localidad de Embalse. Al momento de ser identificado, el hombre dijo llamarse «Miguel Reyes» pero tras ser trasladado a la sede policial confesó ser Daniel Mendoza y que se encontraba evadido del Servicio Penitenciario santafesino.

Un día después, fue trasladado a la ciudad de Santa Fe para quedar a disposición de la Justicia federal. Días después, su abogada particular, H. K., renunció a la defensa. Paradójicamente, la misma será investigada ahora por orden del Tribunal Oral Federal.

Comentários no Facebook