Un empresario gastronómico no dejará entrar políticos a su bar

0
3

En medio de las nuevas disposiciones por el crecimiento de casos de COVID-19 en la capital santafesina, el dueño de un local gastronómico «avisó» en las redes lo que va a hacer y comenzó la polémica.

Este sábado el gobierno de la provincia junto a la municipalidad de la ciudad de Santa Fe, dispusieron una vuelta atrás -sin nombrar fases- de la actividad económica, comercial y otras áreas por la creciente cantidad de contagiados de coronavirus.

A la espera de las nuevas disposiciones, que recién ayer domingo a la mañana el municipio publicó -aunque aún no se conoce el número de resolución- los comerciantes expresaron su “bronca” y abrieron igual el día anterior.

Las nuevas medidas que acota la cantidad de horas que podrán abrir los comercios no esenciales y que mantendrá cerrados por 14 días los locales gastronómicos y solo podrán trabajar con “take away”, hizo estallar al dueño de un bar en pleno macrocentro santafesino, quien aclaró en su cuenta de Instagram cuál es su determinación.

“Vamos a cumplir con el derecho de admisión. No quiero ver ni a uno solo sentado en mis locales. Salud compañero o compañera o en la jerga que se autodenominen en su partido”, indicó Ignacio Preti. Se trata del dueño de Bilbao, una empresa con tres locales, uno en el microcentro de esta capital, y los restantes en el barrio Candioti.

“En quince días, cuando retomemos nuestra actividad gastronómica va estar prohibida la entrada a todo político o empleado que se relacione con ellos, de cualquier partido, sea cual sea”, escribió el joven emprendedor en su cuenta de Instagram.

Polémica
El retruque no se hizo esperar en las redes y Twitter se convirtió en el lugar privilegiado para continuar con la polémica por la jugosa declaración. Ante esto, una trabajadora gastronómica local comentó cómo vivió estos meses de cuarentena en la ciudad de Santa Fe. En su relato, desnudó su realidad en el sector.

Nueva manera para comerciantes
Desde este lunes habrá nuevas disposiciones para el sector comercial de la ciudad de Santa Fe. Las medidas fueron dispuestas por el Municipio en acuerdo con los comerciantes, las cuales buscarán evitar mayor circulación de gente.

Según informaron las autoridades, la capital provincial se dividirá entre micro centro, que tendrá como límites calle Suipacha, Avenida General López, Rivadavia-27 de Febrero y Urquiza, y el resto de la ciudad.

El comercio minorista de rubros esenciales estará habilitado a funcionar en los mismos horarios que solía hacerlo, siempre de corrido, de 10 a 18. La venta de esos rubros está habilitada tanto en locales individuales como en mercados o ferias de hasta 8 puestos.

En cuanto al comercio minorista de rubros no esenciales, podrá funcionar sólo en locales de proximidad, de 14 a 19.30 hs. Para aquellos locales que funcionen en la zona céntrica (delimitada por Suipacha, Urquiza, General López, Rivadavia y 27 de Febrero) sólo estará habilitada la venta a través de delivery o take away. Para el resto de la ciudad, además de esas dos modalidades, se habilita la venta presencial, con los alcances del artículo 3° del Decreto Provincial N° 954/20.

Los locales gastronómicos (bares, restaurantes, rotiserías, heladerías, y otros de venta de productos alimenticios elaborados) sólo podrán funcionar bajo modalidades no presenciales. Es decir, están habilitados a la venta por delivery durante todo el día; y con la modalidad take away hasta las 22.

Comentários no Facebook